Maria Fernanda

Hola, soy María Fernanda, para los que me conocen, Fer.


Siempre fui muy atenta y responsable con mis controles ginecológicos ya que tengo antecedentes de familia con cáncer de mama y ovarios por parte de mi padre. Mi primer mamografía fue a los 34 años, todo venía bien…. A los 36 años tuve a mi primer y única hija, Sofía y con 39 años en un control de rutina me detectan un nódulo en mi mama izquierda y con la biopsia se confirmó lo peor, cáncer de mama, triple negativo. No lo podía creer, todas las mañanas me levantaba pensando que era un sueño, en realidad una pesadilla pero no. Lo primero que pensé es que me iba a morir y que mi hija con sus 4 años no me iba a recordar. Lloré y lloré y lloré, hasta que un día dejé de llorar, no sé cómo hice para levantarme y me vino la necesidad de operarme ya! Quería sacarme urgente esto malo que tenía dentro mío y que iba creciendo día a día. Conocí a Flor Calvo, una dulzura de doctora….como nos habló a mi marido y a mí. Le estallaba el consultorio de pacientes pero nos atendió con mucho amor y respondiendo todas nuestras consultas. Me operé, gracias a Dios era un nódulo muy chiquito, no se palpaba y no perdí mi mama. Luego vino la quimio, ahí conocí a otras de mis doctoras Cecilia Riggi, siempre muy sincera conmigo, hice tratamiento de quimio durante 6 meses y rayos (ni voy a decir lo mal que estuve por la caída de mi pelo). Todo marchaba bastante bien, siempre positiva, sobre todo con mucha Fe, empecé terapia, me tomé licencia en mi trabajo y me dediqué a cuidarme y pasar el mayor tiempo posible con mi nena compartiendo sus actividades escolares, cosa que nunca podía hacerlo por mi trabajo.

Al año siguiente, me recomendaron hacerme un estudio genético, el cual salió positivo, obviamente, y me informan que en estos casos, recomiendan sacar los ovarios para evitar otras complicaciones. Me puse muy mal cuando me dijeron eso porque significaba entrar en menopausia a mis 40 años y no poder tener más chicos, pero decidí hacerlo igual. Recuerdo que mi doc Cecilia me dice un día cuando aún no tenía el resultado de mi genético… “te voy a mandar un eccodopler trasvaginal para ver cómo están tus ovarios por si decidís hacerte la operación”.

Cuando me hice el estudio ya tenía dos quistes de 9 cm (sí!, 9 cm) en cada ovario. No podía entender como eso creció tan rápido y sin síntomas, como “alguien” no se quien, si Dios o el Universo iluminó a mi doctora y me mando a hacer ese estudio y poder agarrar todo a tiempo.

Me vaciaron toda, útero completo, se confirmo que era carcinoma seroso de alto grado en ovario derecho, izquierdo y trompa de Falopio derecho más un ganglio positivo y que tenía que hacer quimioterapia nuevamente.

Destruida es poco, decepcionada, enojada, sin entender como fue que paso esto en tan solo 6 meses luego de haber terminado mi tratamiento anterior, dudé y mucho pero al final hice todo lo que mis doctores me recomendaron, Diego Odetto y Ceci. Recuerdo las palabras de Diego, un último esfuerzo para la completa sanación.

En este tratamiento conocí al Grupo Quimio con Pelo de Paula Estrada y usé los cascos caseros y no perdí mi pelo corto que me estaba creciendo del tratamiento anterior. Unas genias, sin palabras!!

Y bueno, acá estoy, ya hace 7 meses que terminé mi segundo tratamiento, tengo que seguir con pastillas durante dos años, gracias a Dios me siento muy bien. Y con controles más seguidos obviamente por mis antecedentes

Que les puedo decir de esta experiencia, doble experiencia, ya no soy la misma Fer, como todo esto me cambio la vida. Vida por momentos con muchos miedos, incertidumbre, aprender a convivir con el miedo que esto vuelva. Pero Vida también que te hace valorar lo más importante que tenemos. Mi hija, mi marido, mi familia, mis amigas.

Agradezco a Dios y la Virgen de tener al lado mío a mi Sofi y a mi marido, Víctor, gran compañero, nunca me dejo sola y me acompaño en todo momento

Solo voy a dejarles una frase que me la regaló una amiga….y decirles que todo pasa, que sacas fuerzas de no sé dónde para afrontar todo, y que nunca hay que perder la FE. Esto viene para enseñarnos algo.


"Y una vez que la tormenta termine, no recordarás como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa si es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entro en ella. De eso se trata esta tormenta."

Haruki Murakami





99 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

Todos los derechos reservados. © Proyecto Mujer 2017.